ACCUtouch (exámen, vinilo)
ALEOTOUCH (exámen, nitrilo)
SensiCare Ice (exámen, nitrilo)
Curad 3G Vinyl (exámen, sintéticos)

Algunos protegen de productos químicos
Algunos sirven para proteger contra daños físicos como abrasión, cortaduras, calor y frío
Algunos protegen de riesgos biológicos

El guante seleccionado debe ser cómodo y deben hacer sentir seguros a sus usuarios.

Es por ello fundamental seleccionar el guante adecuado para su necesidad.

Los principales criterios que se deben tomar en cuenta en la selección de un guante son:

Material del guante
No todos los materiales con los que se elaboran los guantes son resistentes a los riesgos físicos y químicos. Existen materiales resistentes a altas temperaturas, pero que no se pueden utilizar para manejar productos químicos o viceversa. Existen tablas que indican el material apropiado para cada tipo de guante.

Grosor del guante
Como regla general, se sabe que al duplicar el grosor del guante se cuadruplica el tiempo de permeación. Sin embargo, los guantes muy gruesos pueden restar flexibilidad y destreza, lo que provoca movimientos torpes.

Textura del guante
Existen guantes rugosos en las palmas, lo que no permitirá que cierto tipo de material resbale. Sin embargo esta rugosidad resulta indeseable para el trabajo con material biológico.

Tamaño del guante
Los guantes deben cubrir adecuadamente el área expuesta. Para ello existen guantes de diferentes tamaños, que cubren hasta la muñeca, el antebrazo y otros más que cubren hasta el hombro.Incluso existen los llamados cubrededos que, como su nombre lo indica, solo protegen los dedos. Estos se utilizan cuando se quiere tener una protección mayor en esa área de las manos o por comodidad cuando solo los dedos están involucrados en el trabajo y el uso de guantes completos crea problemas en la piel, además, son baratos.

Talla del guante
El uso de guantes de talla inadecuada disminuyen la destreza, provocando movimientos torpes y generando riesgos.

Forro del guante
Muchas personas desarrollan cierta sensibilidad en la piel expuesta al material polimérico con el que se fabrican los guantes, al talco o a otros productos usados para facilitar su uso. Por ello se han creado guantes forrados con fibras sintéticas (como nylon y poliésteres) o naturales (como algodón), para evitar estos problemas. Otra opción es usar doble guante, uno tejido y después el polimérico, esto desde luego podría restar destreza.

TEXTO TEMPORAL COPIADO DE OTRA WEB